¡Pasen y vean...!

¿Libre?

On: miércoles, 8 de febrero de 2017

Hace unos meses ya en FB, vi una propaganda de un medidor continuo de glucosa. Si bien sabía que existían estos modelos, nunca me había puesto a investigar su practicidad o disponibilidad. Unos de los días que me apareció ese anuncio hice click y me puse a ver de qué se trataba. El aparato era el FreeSyle Libre de Abbott. Viviendo en Inglaterra, es notoria la diferencia capitalista a todo nivel. Las distintas industrias farmacéuticas intentan acaparar clientes con sus nuevos modelos de glucómetros, los cuales, en general, no están cubiertos por el sistema de salud pública de aquí.

Interés

¿Por qué comprar un medidor continuo de glucosa? Es una buena pregunta. Si bien uno puede tener una idea de cuán bien andan sus niveles de azúcar en sangre mediante sus controles diarios y sus chequeos de hemoglobina glicosilada, puede haber cierto patrones en su esquema que le producen algunos picos y uno no tiene demasiada noción de cómo se comportan o cuán notorios son.
Por otro lado, tener una medición "continua" de los niveles de glicemia, nos provee de una información extra más allá del valor en sí, la derivada, o hablando en criollo, la tendencia del cambio de ese valor. Por ejemplo, si viene subiendo o bajando y cuán rápido. Esta información adicional nos permite tanto prevenir pico de hiperglucemia, como hipoglucemias actuando de manera adecuada para evitarlos.

Presentación (Insight)

A continuación les presento un video que hice sobre el uso del aparato. Este video lo filmamos al momento de probarlo por primera vez, de ahí las emociones del momento...

 

Uso del medidor

Realmente el sensor es muy práctico. Uno puede ver las mediciones de manera muy sencilla con el aparato de Abbott o bien con un smartphone con tecnología NFC y la aplicación que te da el laboratorio para descargar.

El medidor permite anotar mucha información reelevante a la evolución del azúcar en sangre, como ser inyección de insulina lenta y rápida y comidas. Permite anotar la cantidad de unidades de insulina y los gramos de HHCC al comer. Ciertas anotaciones aparecen graficadas en el gráfico diario como muestra la siguiente figura:

Medición luego del desayuno.
Desayuno Explosivo
Además permite configurar el rango de glicemias que uno pretende estar, marcado en gris.

Otra gran herramienta que provee el aparato es la de patrones diarios de glucosa la cual incluye la media en línea negra continua y los máximos extremos medidos (inferior y superior) a modo de una sombra gris:
Patrón diario a 7 días.
Patrón de media y máximos desvíos en 24hs para 7 días.

Aspectos negativos

No todo lo que brilla es oro. El medidor no necesita calibraciones, lo cual lo hace poco preciso, siempre hay que tener el viejo medidor. He hecho unas diez comparaciones y en la mayoría de los casos tiene una diferencia de unas 40 unidades en valores altos, un poco menos cuando la glicemia está en un rango no mayor a 120 mg/dL. A continuación unos ejemplos:

Discrepancias en valores bajos
Discrepancias (a)
Discrepancia en valores altos
Discrepancias (b)
La primer foto muestra una diferencia de 1.9 mmol/L que equivale a  unos 34 mg/dL. La segunda a su vez compara 196 mg/dL contra 155.


Si bien el eslogan del producto es que no nos tenemos que pinchar para medir la glucosa, la verdad es que el sensor tiene una pequeña aguja subcutánea que analiza el líquido intersticial para tal fin. Así que estaremos pinchados por 14 días de corrido. Salvo que el sensor se despegue de manera precoz. Eso fue lo que me sucedió en mi primer incursión. Iba por el día diez y al levantarme, yendo algo dormido, pegué mi antebrazo contra el marco de una puerta y el sensor se despegó. Fue la gota que revalsó el vaso ya que hice mucha actividad física con él y nadé en 3 ocasiones, siempre llevando una media que lo ajustaba a la piel.

Corrigiendo Esquema

Luego de mucho empeño puesto en interpretar los datos e intentar evitar estos picos, logramos mejorar los dos problemas principales que presentaba mi esquema previo: hipoglucemias a la noche debido a la acción de la NPH y los picos luego del desayuno como fue el claro ejemplo de la figura de arriba titulada "Desayuno Explosivo". El problema más sencillo de solucionar fue el del desayuno, para ello intenté reducir la ingesta de azúcares y darle un matiz más protéico al desayuno sumado a la incorporación de un par de unidades de insulita rápida. Esto hizo que el pico fuera tanto menos intenso como menos prolongado.
Grafico de una buena mañana
¡Mañana de libro!
La figura "¡Mañana de libro!" muestra la conquista del nuevo esquema, sin hipoglucemias a la noche ni un pico tan elevado luego del desayuno.

El cambio más difícil fue el de las hipoglucemias nocturnas. El ejercicio físico a la tarde noche generaba hipoglucemias luego del pico nocturno de la NPH. La solución que encontramos fue primero adelantar el horario de aplicación de la NPH nocturna de las 20hs a las 18hs sumado a la drástica reducción en cantidad de unidades. A esto me refiero de bajar 18UI a 10, 12 dependiendo de la actividad física. Esto hizo que el pico de la NPH cayera sobre la media noche y luego de ese horario los niveles se mantuvieron casi constantes sin llegar a un nivel demasiado bajo. Pero falta algo aquí, cómo evitar el pico de azúcar luego de la cena? Mediante el uso de 1 a 3 unidades de ultra rápida dependiendo de la cantidad de HHCC ingeridos en la cena.

Como verán, no ha sido una tarea tan sencilla. Esperemos ver los frutos de esta aventura en los próximos tests y en el día a día sin sufrir de hipos reiteradas.

Sensaciones

La finalidad de probar este aparato fue simplemente la de intentar mejorar mi esquema. No pretendo usar este glucómetro de manera corriente, primero por su costo (50 libras cada 14 días) y segundo por su dependencia. Si bien es una herramientea muy poderosa crea dependencia y demasiado foco en cómo está nuestro nivel a todo momento. En lo personal, prefiero un poco más de independencia. El aprendizaje durante esta experiencia fue enorme, pero también duro. Hay que estar dispuestos y bien plantados para sacar provecho y no desesperar.

Nos vemos la próxima.
-chafas-

Transición

On: miércoles, 4 de mayo de 2016

Este camino siunoso que llamamos vida nos lleva a sitios que uno no se esperaba. Durante el 2015 me llegó un aviso, u oferta de trabajo, a través de una red social, el cual buscaba doctores (Ph.D.) para desarrollar una nueva herramienta de ayuda diagnóstica automática para pacientes con accidentes cerebrovascular agudo. Casi sin sumas expectativas envié el aviso a mi, en ese momento, novia o fiancé, para ver qué le parecía.
Seis meses después de ese momento, y luego de varias cosas (casamiento, mudanza, visa, despedidas) fuertes vividas, nos encontramos viviendo en Oxford, Reino Unido.

La Previa (¿Y mi diabetes? )

Claro, uno es diabético y debe averiguar varias cosas antes de emprender una mudanza de este tipo. Si bien ciertos conocimientos sobre el sistema de salud tenía (ver Welcome to London), los detalles más importantes los desconocía.
Buscando en Internet averigüé varias cuestiones, en realidad sólo una; el sistema de salud es mayoritariamente público y cubre todos los insumos para los diabéticos.

Política del National Health Service (NHS)

El sistema de salud inglés tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Al ser público, en teoria, todo lo cubre el Estado. El todo, no incluye por ejemplo ir al dentista o ver un dermatólogo, salvo que tengas un cáncer de piel (toco madera).
Para explicarlo brevemente, aquí uno se dirige a su General Practitioner, de aquí en más GP, por algún problema y éste en caso de ser necesario, y muuuuy necesario, lo envía a un especialista. Por otro lado, si tu GP te receta algo, uno se dirige a la farmacio con su prescripción, y paga por ella a lo sumo £8. De nuevo, no es común que tu GP te recete algo que no sea necesariao. Sin embargo, si uno es diabético, va a su GP, le indica que insulina, tiras, agujas, lancetas y glucacon emplea y cuando uno necesita alguno de estos, simplemente envía un mail al centro médico y a los 2 días hábiles se dirige a su farmacia de confianza que eligió, presenta su carnet de diabético, y retira sus insumos sin poner una moneda.
Pero esto no es todo. Agraciadamente, toda prescripción médica es 100% gratuita para un diabetic, aunque no sea un medicamento referente a esta condición en sí. Cuando me enteré de esto fue una grata sorpresa!

En líneas generales, no hay muchas preocupaciones siendo diabéticos por estos pagos. Así que aquí estamos, viviendo la experiencia Oxdord junto a mi bonita. Nos vemos la próxima!
Cheers,
-- chafas

Diabetes Tipo 1 y Celiaquía: los genes van en yunta.

On: lunes, 20 de abril de 2015

¿Por qué soy diabético?

Uno al ser diagnosticado de diabetes siempre se pregunta cómo se desata esta enfermedad. Si bien la diabetes tipo 2 se sabe que es hereditaria y está muy relacionada con otros trastornos como la resistencia a la insulina, fomentada por el sedentarismo y la obesidad, yo pensaba que tener diabetes tipo 1 era puro azar.

En estos últimos años, la convivencia con el mi amor de mi vida, me ha brindado nuevos conocimientos. Ella es médica, terminando su residencia en clínica médica. Yo le había contado sobre mis comienzos con este trastorno y mis hipótesis del por qué, sesgados por la visión de mi madre.

Ya hace cuatro años que estoy en pareja y un día cualquiera de hace como dos años, sale en una charla, en un almuerzo la información que mi difunta abuela paterna padecía de enfermedad celíaca (EC). Detalle que a mi novia le prendió la lamparita... Resulta ser que hay un mismo gen que vincula a la enfermedad celíaca con otras patologías auto inmunes tales como la diabetes tipo 1. Se trata del los antígenos leucocitarios humanos —abreviados HLA (acrónimo inglés de "Human leukocyte antigen")— de clase II, HLA-DQ2 y HLA-DQ8 localizados en el cromosoma 6p21. En resumen, mi novia al enterarse de ese dato me comentó que la bibliografía médica relacionaba estos dos tipos de trastornos y que la probable causa de mi diabetes fuese la herencia de ese gen "defectuoso". Finalmente ya tenía una justificación algo más científica del por qué de mi condición.

Sin embargo, desde antes de ese episodio del conocimiento de la herencia genética de mi ser, mi novia me había dicho de hacerme un análisis clínico para ver si padecía la EC. En aquel momento no le di mucha bolilla, mi endocrinólogo nunca me había comentado nada y ahí quedó todo.

La decisión

El tiempo pasó, me doctoré, y la tormenta se calmó. Era abril y fui al endocrinólogo, me dio para hacerme los controles de rutina, como todos los años hubo apuesta de mi Hgc! Pero al mismo tiempo me dije, bueno ya que estoy me hago los análisis clínicos para EC. Síntomas? Pues ninguno muy claro, a veces las heces algo blandas y flotantes. Muchas veces le daba la culpa a la actividad física que me aumenta el peristaltismo. Entonces le dije a mi novia que me recetara los análisis. Entonces salimos con anticuerpos anti gliadina deaminada screen IgG/IgA, súper sensibles y específicos para determinar la EC: positivo, anticuerpo antitransglutaminasa IgA: normal, anticuerpo antitransglutaminasa IgG: negativo e inmunoglobulina "A": normal. Casi todo normal! Chan, pero no. Ese positivo era pesado.

Recuerdo que ella me dijo: "andá buscando un gastroenterólogo...". Changos :(. Lo hablé con mi madre y me recomendó hablar con el clínico de cabecera de la familia y así lo hice.

Vamos al clínico (primer viaje)

Reservé un turno, lo más pronto posible y ahí fui con esos resultados. Su accionar fue bastante conservador, me dio otros estudios para realizarme antes de ir a fondo con el método más invasivo y específico, la biopsia mediante endoscopía por vía superior. Entonces ahí fueron: ferremia: normal, anticuerpos anti-endomisio (IgA): positivo, anticuerpos anti-endomisio (IgG): positivo, hemograma completo todo normal. No presentaba ningún déficit de absorción, no tenía ferropenia, niveles de hemoglobina normales, pero dos anticuerpos positivos. Si bien son poco específicos, con gran cantidad de falsos positivos, todo en conjunto tiene más peso.

Consultando la bibliografía llegué a un trabajo del NIH en el cual decía que la probabilidad de tener EC siendo diabético es 20 mayor que en la población no diabética.  No solo eso, sino que la mayoría de los diabéticos tipo 1 con EC además no presentan síntomas clásicos de este último trastorno. Hoy en día se recomienda que a los niños con diabetes tipo 1, se le realicen los análisis de EC una vez al año, para los adultos lo mismo, pero una vez cada tres años.

Vamos al clínico (segundo viaje)

Volví a ir al clínico con estos nuevos resultados y ahora sí me recomendó a un gastroenterólogo para realizarme una videoendoscopía y biopsia para que luego el anatomopatólogo diagnostique concretamente la EC.

Abriendo el paraguas

Bueno, aquí andamos, a la dulce espera del diagnóstico final. Sensaciones?  Raras, algo de tristeza, algo de resignación, pero a su vez gran fuerza y ganas de enfrentar esto y darle para adelante. Ciertamente es una gran restricción del abanico de ingesta que ya podía consumir actualmente, pero por lado positivo no necesita de medicación alguna, sino simplemente eliminar el gluten y utilizar alimentos libres de TACC (trigo, avena, centeno, cebada). Sencillo hacer esto? Creo que no, habrá que dedicarle más tiempo a la cocina, hacerse los panes, las masas, las galletitas, comer más frutas, estudiar bien que se puede y que no se puede comer. No es tan transparente en un mundo atestado de harina de trigo por todos lados. Panaderías: de medianamente prohibidas a totalmente prohibidas. En fin, gajes de la vida. A no perder el ánimo y el empuje.

- PhD chafas -

| chafaetic.blogspot.com | chafas@gmail.com | Rosario, Argentina 2008 |

eXTReMe Tracker